Una de las maquinarias pesadas imprescindibles en el ramo de la construcción es la grúa industrial. Están diseñadas para llegar a lugares o alturas donde el trabajador de la construcción no podría llegar sin las herramientas o equipos necesarios, y reduce los tiempos de los procesos de construcción de manera significativa.

En realidad, las grúas hacen movimientos discontinuos, dicho de otra manera, elevan y distribuyen una carga en el espacio, que está suspendida en un gancho. Este a su vez, está equipado con un complejo sistema de cables y poleas, creando una ventaja mecánica en la que, utilizando poca fuerza, se puede multiplicar la capacidad de carga de manera sencilla, utilizando contrapesos, cables y acanaladas.  

Las grúas industriales no solo realizan maniobras de montajes o elevación de varillas y vigas. También, elevan materiales, equipos o aditamentos en las diferentes etapas de la construcción, como aires acondicionados, mesas, muebles, roperos, etc. Por otro lado, las grúas industriales también se utilizan para el acarreo de materiales, descarga de barreras de contención, montaje de anuncios luminosos y anuncios espectaculares, montaje de escenarios, colocación de lonas, montaje de bocinas o altoparlantes, etc.